Imagen del calendario de Fulda

1125

Un modelo iconográfico de la Antigüedad

Fulda, último tercio del siglo X

En el centro de esta imagen se ve la figura dominante del dios “Annus” (el año), alrededor del cual se agrupa todo lo demás. El anciano ciego está sentado en un trono colocado dentro de una rueda, que simboliza el eterno transcurrir del tiempo.

La primavera  y el verano están emplazados en los ángulos superiores, por encima del gran ciclo del año, y el otoño y el invierno por debajo. La primavera y el verano sostienen con las manos la imagen de medio cuerpo del día, mientras el otoño y el invierno hacen lo propio con la noche.

En los márgenes, a derecha e izquierda, se encuentran las imágenes correspondientes a los doce meses, en las que aparece el personaje o trabajo más importante de cada cada uno de ellos.