La raíz de Jesé

1121 La raíz de Jesé

El árbol genealógico de Cristo

Salterio de Ingeborg, Norte de Francia, alrededor de 1195.

La miniatura del Raíz de Jesé constituye también dentro del Salterio de Ingeborg, en cuya ilustración trabajaron dos pintores, es un ejemplo especialmente equilibrado de la progresiva simplificación, la concentración en los elementos de composición más importantes, así como la clara disposición de todos los detalles. En las figuras se muestra también una nueva concepción de la anatomía. Sobre un vivo y rotundo fondo de oro, y bajo un arco circular colocado ante fragmentos arquitectónicos y enmarcado por dos altas y estrechas columnas, se elevan en el centro las estilizadas ramas del árbol de Jesé, desde el lecho del padre originario Jesé, que duerme apoyado con los brazos cruzados y parece sumido en sus sueños.

El salterio para el que se realizó la imagen de la raíz de Jesé fue confeccionado, sin lugar a dudas, por encargo real, debido a su fastuosidad y simbolismo. La obra lleva el nombre de su primera propietaria, la princesa danesa Ingeborg. Las características estilísticas del “nuevo estilo” sitúan el momento de su realización antes o alrededor del año 1200, en un taller del norte de Francia, concretamente en la zona de Tournai y Saint Quentin, donde la reina pasó un cierto tiempo de su destierro en un monasterio.