Civitates Orbis Terrarum

Civitates Orbis Terrarum

Vistas de ciudades por Braun y Hogenberg

El mundo, tal y como se conocía entonces

Dos generaciones antes de Matthäus Merian y sus famosos grabados cartográficos, el teólogo coloniense Georg Braun y el grabador Frans Hogenberg crearon junto a otros versados artistas su gran obra cartográfica, que con el paso de los siglos fue adquiriendo más y más renombre. Contiene vistas y planos de ciudades de todo el mundo conocido hasta ese momento.

Civitates Orbis Terrarum fue el título del primero de los seis volúmenes editado en 1574. Las imágenes, de gran formato y con un diseño lleno de detalles y colores vivos, tenían el fin de transmitir una nueva visión del mundo junto a descripciones anecdóticas a lectores que contaran con una educación humanista.

civitates horiz web 2

Vistas al detalle: documentos históricos

Para conocer las ciudades medievales en su estado anterior a la destrucción provocada por la Guerra de los Treinta Años y las modificaciones barrocas, estos magníficos grabados son sumamente valiosos, teniendo en cuenta que también facilitan mucha información adicional: escudos, escenas de género de la vida cotidiana de los campesinos o pescadores, costumbres locales, trajes regionales, barcos y carruajes de todo tipo, etc. En los textos correspondientes, Georg Braun describe la situación geográfica, el desarrollo histórico y las condiciones económicas de cada ciudad de forma instructiva y a la vez amena.

La obra impresa de Civitates Orbis Terrarum incluye más de 600 vistas y planos reales de ciudades con un volumen total de aproximadamente 1600 páginas en un formato de 280 x 410 mr. Fueron editadas en seis volúmenes entre 1572 y 1618 representan las grandes ciudades de Europa, África, Asia e incluso América.

Georg Braun y Frans Hohenberg

El editor de la Civitates Orbis Terrarum era el teólogo coloniense Georg Braun, un hombre muy culto que mantenía buenas relaciones con científicos mucho más allá de Colonia. Braun nació en 1541 en Colonia y desde 1571 fue un clérigo activo en varias iglesias de esta misma ciudad. Sus viajes, principalmente misiones relacionadas con la política eclesiástica, lo llevaron a Flandes, Francia e Italia. La topografía era su pasión. Fue el iniciador de la Civitates, que pretendía ser una gran obra común de eruditos y artistas.

Braun fue responsable – debido a sus buenos contactos – de pedir patrones a las ciudades. En los casos más afortunados, encontraron artistas que crearon nuevos patrones; por este motivo, encontramos aportaciones de nombres famosos como Georg Hoefnagel.

La realización técnica competía a Frans Hogenberg. Ante todo, su responsabilidad fue el grabado de reproducciones unificando los diferentes patrones en un solo esquema. Hogenberg nació en 1540 en Malinas como hijo de un aguafuertista y desde una edad temprana empezó a trabajar en Inglaterra y Flandes realizando, por ejemplo, mapas para Ortelius. Hogenberg fue el grabador para los primeros cuatro volúmenes. El quinto y sexto volumen fueron creados por Simon van den Neuwel (o Novellanus).

Una descripción de las ciudades más distinguidas

del mundo entre 1574-1618

El libro Civitates Orbis Terrarum, o en su título en alemán Beschreibung und Contrafactur der vornembster Stät der Welt,  es una de las más completas y conocidas compilaciones de vistas de ciudades del siglo XVI.

Un total de seis volúmenes decorados de manera vistosa e imponente contienen una colección de grabados al cobre y planos de ciudades con el fin de promulgar el entonces mundo conocido– inclusive los países aún por explorar y aquellos pueblos del Nuevo Mundo descubierto por los españoles y portugueses. En la actualidad, la importancia histórica y artística de esta obra sigue siendo incomparable.

Close
Cart (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.



Language


× ¿Podemos ayudarte?