Los cuatro evangelistas

Una joya de la escuela palatina de Carlomagno

Evangeliario de la Cámara del Tesoro Aquisgrán, principios del siglo IX.

Esta imagen constituye un vivo ejemplo del renacer de las tradiciones de la Antigüedad clásica en la corte imperial de Carlomagno, para cuya capilla palatina en Aquisgrán se creó en origen este códice.

Los Evangelistas, aislados entre sí por grupos de nubes y por su propio ensimismamiento, aparecen sentados y completamente entregados a su labor de lectura y escritura. Se trata de un retrato de autores según el estilo de la Antigüedad, aplicado en este caso a la representación de un tema cristiano festivo. Este tipo de representación sólo pudo ser llevada a cabo por un artista bizantino o italiano, familiarizado con el estilo helenístico.

Close
Cart (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.



Language


× ¿Podemos ayudarte?