Pocas veces se tiene la oportunidad de contemplar manuscritos de muy diversas procedencias reunidos en un lugar emblemático. Ahora, la Biblioteca Estatal de Baviera (Múnich) ofrece esta experiencia a todos sus visitantes de forma gratuita, con el ciclo de exposiciones Bilderwelten, (Mundos imaginarios) que constará de tres partes. La institución ha sacado a la luz una serie de valiosas piezas que conforman una muestra representativa de la iluminación de libros de Alemania, desde la Baja Edad Media hasta los inicios de la Edad Moderna (siglos XV y XVI). Algunas de estas obras han sido rescatadas por primera vez de los fondos de la Biblioteca para hacerlas accesibles al público.

El valor de estos libros de lujo reside no sólo en su antigüedad y su buen estado de conservación, o en el hecho de que sean piezas únicas plagadas de detalles que atestiguan cómo era la vida hace unos siglos. Su importancia proviene de mucho más lejos: tenemos que remontarnos hasta la época en la que fueron realizados por los mejores artistas para apreciar su verdadero significado histórico. En la Edad Media, poseer uno de estos ejemplares era una prueba más del poder económico y político que ostentaban con orgullo las familias nobles y los centros religiosos más influyentes. Factores como la calidad del pergamino o del papel, y las casi inasequibles sustancias que se utilizaban para iluminar los manuscritos (los pigmentos de color, el oro) aumentaban de forma notable el precio de las piezas. Según los organizadores de la exposición, los manuscritos más caros podían llegar a costar tanto como una residencia palaciega en las ciudades europeas de la época. Por lo tanto, este tipo de objetos de lujo eran encargados por y para la élite de aquellos tiempos.

Los tesoros manuscritos de Alemania, expuestos en Múnich para el gran público 

Para la primera parte de la exposición, que permanecerá abierta hasta el 15 de julio, se ha elegido una gama temática fiel a los gustos literarios de la Edad Media y el Primer Renacimiento alemán. Muchos de estos volúmenes estaban destinados a las catedrales o a los conventos -principales núcleos culturales- por lo que no es de extrañar que la materia más sobresaliente en la muestra sea la religiosa. Encontramos por ejemplo magníficos libros litúrgicos como antifonarios, salterios o misales, que se decoraban con imágenes de la festividad correspondiente. También llaman nuestra atención los cantorales por sus enormes dimensiones, que no responden a otra necesidad que la de congregar a su alrededor a todos los miembros del coro. La belleza que irradian estos códices, así como la perfección y exhaustividad de sus representaciones, son el reflejo de una veneración religiosa insuperable. Podemos comprobarlo observando piezas como la Biblia de Ottheinreich o la de Grillinger, auténticos tesoros de los patrimonios artístico e histórico europeos.

Pero no sólo para Dios vivía el hombre medieval: son muchos los temas de carácter profano que tienen cabida en las imágenes de los manuscritos expuestos en Múnich. Desde el Kodex Königs Welzels, un maravilloso tratado de astrología; hasta los que muestran el transcurso de la vida palaciega de entonces: libros de torneo o de esgrima, historias de entretenimiento y heráldica. Una ventana al pasado que incluye varias rarezas ilustradas de géneros que, normalmente, no solían incluir imágenes, como libros necrológicos, libros de hermandades o cánones. Estas excepciones son un motivo más para visitar la exposición, que con sus segunda y tercera partes se prolongará hasta 2017.

Las dos siguientes exposiciones que completarán el ciclo también tendrán lugar en la Schatzkammer (Cámara del Tesoro) de la Biblioteca Estatal de Baviera en Múnich:

Del 25 de julio al 6 de noviembre de 2016 podremos ver Ewiges und Irdisches (Lo celestial y lo terreno), donde se mostrarán magníficos manuscritos religiosos y laicos, entre ellos, algunos tan interesantes como libros de derecho o crónicas.

La tercera y última parte lleva por título Aufbruch zu neuen Ufern (Partida hacia nuevos mundos). En ella se muestra la evolución del arte miniado desde la Biblia de Carlomagno hasta Lutero, y se conmemoran los 500 años de la Reforma protestante. La fecha exacta de inauguración de este último eslabón del ciclo será el 14 de noviembre, con cierre el 24 de febrero de 2017.

Todo aquel que desee disfrutar de la belleza y la historia que encierran los códices de esta muestra cuenta con varios meses para pasarse por allí. Además de la entrada gratuita, la Biblioteca ofrece visitas guiadas sin coste alguno una vez a la semana; concretamente, los jueves a las 16:30 h.

Close
Cart (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.



Language


× ¿Podemos ayudarte?